Servicios

Mejor calidad es mejor presentación

08 Dic 2014



La publicidad en espectaculares de forma sencilla

Los anuncios espectaculares son espacios de gran formato a disposición del consumo visual de transeúntes y automovilistas. Conocidos como vallas publicitarias, espectaculares, pancartas, etcétera, de acuerdo a su formato específico. Se colocan al costado de caminos u otras áreas donde son visibles para un gran número de personas. Los espectaculares pueden usarse para dar publicidad a productos y servicios, así como para mensajes de carácter público. Aunque los espectaculares han existido desde hace muchos años, aún ofrecen algunas ventajas sobre otro tipo de publicidad. Al tiempo, que también conllevan algunas desventajas.

Un anuncio espectacular se llama así por las dimensiones y usualmente se coloca vialidades y espacios públicos.



Gran visibilidad

Probablemente la mayor ventaja de un anuncio espectacular es su visibilidad. Mientras que es relativamente sencillo para alguna persona que hojea una revista pasar por alto un anuncio publicitario, o para otra persona navegando en la red omitir un anuncio de texto o de banner, los espectaculares frecuentemente dominan el campo visual del espectador. Un espectacular colocado en forma prominente al lado de una carretera muy transitada puede esperar atraer a millares de pares de ojos diariamente, muchos de los cuales pueden convertirse en consumidores. Tan sólo el hecho de percibir el anuncio conlleva a consumir un mensaje. Y al consumir un mensaje y asimilar éste, ejercer una necesidad a través de la compra no es nada lejano.


Hoy día es difícil resaltar

Aunque los espectaculares pueden ser altamente visibles, no significa necesariamente que sobresalgan. Si una persona maneja a lo largo de alguna vialidad y observa varios espectaculares, es muy probable que ignore todos. A menos que el espectacular sea diseñado en forma creativa, la persona puede no interiorizar el mensaje que lee, lo que significa que el anunciante ha fallado en transmitir el mensaje deseado.


Todos los bolsillos son candidatos

Los espectaculares son comparativamente económicos frente a las campañas de televisión o ciertos tipos de anuncios multimedia. Además, el costo de rentar el espacio del espectacular es usualmente bastante razonable. Esto hace de los espectaculares una buena opción de mercadotecnia para una empresa que no tiene un presupuesto publicitario importante pero desea llegar a un público amplio.


Para todo público

La publicidad en espectaculares complica la mercadotecnia de nicho. Si bien es visible para todos por su ubicuidad y grandeza estratégica, los espectaculares pueden no dirigir su mensaje a un tipo particular de consumidor. Sólo la vialidad y los horarios por las cuales los paseantes observan los anuncios dispuestos en ellas, permiten dirigir un mensaje a un segmento específico. Ciertos tipos de publicidad permiten a la empresa dirigir su mensaje a un grupo demográfico en particular. Por ejemplo, los anuncios impresos permiten a las empresas anunciar en periódicos que leen por ejemplo personas que están más propensas a comprar sus productos. Una compañía de zapatos atléticos, por ejemplo, podría anunciarse en una revista deportiva. En el caso de vialidades y espacios públicos o abiertos, el segmento puede no ser tan selectivo.